Los pájaros, una plaga peligrosa para la industria alimentaria

Los pájaros una plaga peligrosa para la industria alimentaria

Un exhaustivo análisis del comportamiento de las aves en áreas urbanas, realizado en Malasia ha detectado cada uno de los riesgos y afectaciones mas importantes causados por estas plagas.

Aunque los pájaros son normalmente omitidos en las listas de las plagas "mas buscadas" por su apariencia inofensiva y por considerar sus daños menos importantes frente a los causados por las plagas comunes de ratas, cucarachas u hormigas, no hay que menospreciar sus efectos.

Las plagas de pájaros en el procesado de alimentos o en industrias relacionadas, especialmente en áreas de almacenaje de producto terminado, suponen un problema muy serio, pues un control inadecuado puede llevar a una contaminación grave, y posiblemente, a consecuencias severas para la salud del consumidor final y para la imagen de esa marca. De hecho, los responsables de la industria de alimentación no se arriesgarían a suspender una auditoría o inspección de sanidad por la presencia de esta plaga.

En España, y según el Observatorio Anual de Plagas de Rentokil Initial, un estudio estadístico realizado a partir de los datos sobre incidencias y servicios mas comunes atendidos a nivel nacional, el 6.2% de las consultas recibidas por problemas de plaga pertenece a las consecuencias derivadas de las plagas de pájaros. Los datos apunta además que varias ciudades de Castilla y León son las más afectadas y reincidentes por estos problemas. Fuera de esta comunidad se encuentran ciudades como Barcelona, Toledo, La Coruña y Málaga.

Entre la amplia variedad de aves que constituyen riegos graves no sólo en lo referente a la contaminación de alimentos o la salud de las personas, sino también los daños en edificios u otros elementos arquitectónicos y ornamentales, nos encontramos palomas, estorninos, vencejos, golondrinas, gorriones o cuervos.

En el presente estudio, se han identificado los riesgos según el tipo de ave. Por ejemplo, las bacterias que traen consigo las palomas, incluyendo la salmonella y la ornitosis que se contagia a los humanos o los estorninos, portadores de parásitos e insectos, cuyos excrementos contaminan todas las superficies donde se posan.

Riesgos a tener en cuenta para evitar problemas de salud y, en el caso de la industria además por el bién de su producción y reputación.